CÓMO REALIZAR UNA CONSULTA

Si usted desea realizar una consulta sobre cualquier conflicto, sea éste amoroso, sexual, laboral, paterno-filial o familiar en general; sobre su comunidad de vecinos, sus inquietudes espirituales u hormonales, dudas metafísicas o cómo y dónde mejorar su autoestima..., Amiga, Amigo, escriba explicándome su problema a esta dirección:

francispoppins.hableconella@gmail.com


Yo publicaré su consulta y mi respuesta bipolar.

martes, 2 de febrero de 2010

Caso 546 Mª Jesús

Sra. Francis-Poppins,
me llamo Mª Jesús y tengo 55 años y le quiero consultar sobre una pesadilla que he tenido hace unos días y que me ha producido cierta inquietud ya que no entiendo lo qué significa.
He tenido una relación durante cuatro meses con un hombre que me gustaba mucho y que con el que todo iba divinamente. Hace un mes, el me invitó a comer a un buen restaurante y, ya de entrada no paró de decir lo bien y a gusto que estaba conmigo, lo estupenda que yo era y que si patatín y patatán; el caso es que tanto halago, me pareció sospechoso y pensé que era un preparatorio para darme la patada y así, muy finamente, se lo dije, a lo cual el protestó muy digno asegurándome que,-que va- ....que con lo bien que estábamos juntos, etc, etc...el caso es que, efectivamente, al ir transcurriendo la comida, ya su discurso, fue derivando a decirme que había sufrido mucho con su relación anterior, a que sentía que todavía no había superado la ruptura y, en definitiva, que necesitaba más tiempo.
Así pues mi primera sospecha era cierta, pero aún así me quedé helada y no supe reaccionar.
Al cabo de una semana me volvió a llamar y me invitó comer.
En este caso ostras, que me encantan.
Yo decidí no hacer mención a la vez anterior y la comida se prolongó hasta el día siguiente con hotel, desayuno y aperitivo incluido.
Nos despedimos con un beso y un "ya te llamaré" por parte de él.
Y hasta hoy.
Estoy destrozada.
Lo estoy pasando muy mal, teníamos una muy buena relación y eso no es fácil de encontrar.

Hace diez días tuve el sueño:
Yo estaba embarazada de 6 meses y él, con el que hasta entonces no había comentado nada, me dice de repente que estoy engordando, yo le digo que claro que es normal pues estoy embarazada de 6 meses y que cuando le conocí, hace cuatro, ya estaba embarazada de dos, pero que no se preocupara, que no era de ningún otro tío porque ya hacía dos años que no me había acostado con nadie, hasta que le conocí.
Él, rebotadísimo, me dijo que era imposible y que, o era de otro y mentía, o le engañaba con las fechas.
Y ahí se acabó el sueño.
Usted dirá.
Querida María Jesús,
como Virgen María sólo hay una, no me extraña que, en su sueño, su hombre se rebotara. Pero, como decía Calderón, "los sueños, sueños son", así que vamos a atenernos a sus manifestaciones oníricas y no a la cruda realidad. El hijo, en el sueño, era de su hombre, naturalmente ¿de quién, si no?. Y el hecho de que el embarazo precediera al inicio de la relación probablemente sea un guiño para traer a colación el hecho de que él desconfiara de usted ( era imposible, era de otro o usted le engañaba) ¿por qué cree que su hombre no confiaba en usted? ¿ le ha engañado alguna vez, le ha mentido? ¿le gustan a usted las ostras de verdad? (Que asco!!!!).
En fin, María Jesús, los hombres, a esta edad, están más jodidos que nosotras, porque, si bien es cierto que usted no está en edad de embarazos ( aquí su sueño la transporta a su época fértil, a su juventud), ellos no están para muchos trotes con su potencia y necesitan picotear, de mujer en mujer, para demostrarse a sí mismos que todavía pueden.
Dentro de poco estará para sopitas y buen vino y llamará a su puerta para que le de cobijo. Entonces, naturalmente, le manda usted a la mierda y que se apañe con sus dudas. Olvídelo y busque otro, que , aunque se diga lo contrario, haberlos , haylos y usted se merece lo mejor. Y no hace falta que sueñe con embarazos. esta usted en una edad que, precisamente por no poder tenerlos, puede explayarse sexualmente y disfrutar de su cuerpo todo lo que quiera.
Un saludo.
Mary Francis

Si claro, hombres, haberlos haylos, y todas nos merecemos lo mejor pero también dicen que hay vida en otros planetas y yo, aún , no me he encontrado a ningún extraterrestre, o sea que, dejémosnos de tonterías y vayamos al grano:
Esa pesadilla, señora, sólo puede ser debida al consumo exagerado de alguna sustancia legal tipo, vino, cerveza, coñac, vodka... combinada con alguna ilegal, probablemente un porro o dos.
Soñar que una es la Virgen María, entra dentro de la categoría, más que de pesadillas, de alucinaciones.
Lo que tiene usted que hacer es llevar una vida más sana, cultivar su mente y su cuerpo y procurar hacer ejercicio de manera regular.
Ya no tiene edad, señora, para el botellón ni para el consumo de hachís.
Es patético.
En cuanto al interfecto, olvídese.
Por si tiene alguna duda al respecto le diré que esa segunda invitación a ostras, hotel y demás, obedece simplemente a que hay un tipo de hombre bastante común, que no soporta quedar mal con las mujeres.
Ellos, son caballeros hasta el final: te joden igual, pero muy elegantemente, con ostras.
Reflexione sobre esto.
Elena Poppins